ASOCIACION DE SAN FRANCISCO DE SALES

La Asociación de San Francisco de Sales, es una obra abierta a todas las personas que  desean trabajar en el adelanto espiritual y servir a los demás desde su propia vocación, ya sea como madre, padre de familia, como profesionales o en diversas circunstancias en las que se encuentren y que tengan el deseo de crecer en el amor a Dios, en su servicio y en la espiritualidad de San Francisco de Sales, siguiendo las sabias enseñanzas de este Santo  de la bondad y dulzura.

Mi humilde objetivo es hacer resonar una vez más el llamado a la santidad, procurando encarnarlo en el contexto actual, con sus riesgos, desafíos y oportunidades. Porque a cada uno de nosotros el Señor nos eligió “para que fuésemos santos e irreprochables ante Él por el amor”. (Ef 1.4)

Hablemos

Queremos saber tus inquietudes, déjanos tus datos y enseguida nos contactamos contigo.

Cumplir con responsabilidad y amor humano-cristiano un servicio de solidaridad altruista en el contexto socio-familiar, eclesial y laboral. 

Consciente de cumplir su cometido, cada miembro de la Asociación, busca formas pormenorizadas de ayuda al hermano necesitado que se cruza en su recorrido diario por calles, plazas de trabajo y el recinto hogareño.

 Para adentrase más en las exigencias de LA MISIÓN que le incumbe, cada Asociado de San Francisco de Sales, estudia con tesón e interés las enseñanzas de Cristo en el Evangelio, las directrices de la Iglesia, y se aplica a descubrir en los escritos de San Francisco de Sales, los consejos prácticos que da a todo aquel que desea adelantar en el camino de la santidad.

 

La Asociación de San Francisco de Sales anhela hacer de  cada miembro un ser de Dios y para Dios, construyendo así un grupo fraterno, solidario, capaz de enfrentar y llevar con paz y dulzura de espíritu las adversidades que se puedan encontrar en el trayecto de la vida. Hacer de este estilo de vida y según las directivas del Evangelio y enseñanzas de San Francisco de Sales, un camino a la Santidad en medio del mundo.

OBJETIVOS

  • Alcanzar un alto crecimiento espiritual, mediante la oración, la práctica del Evangelio, de las virtudes de San Francisco de Sales y la acción solidaria.
  • Conocer, practicar y extender la espiritualidad de San Francisco de Sales y de los Fundadores: Padre Luis Brisson y Santa Leonie Aviat.
  • Trabajar para hacer felices a los demás, haciendo obras benéficas a los más pobres y necesitados.
  • Profundizar el Directorio espiritual de San Francisco de Sales, haciendo de él una vivencia e impregnar en el alma, su lema: “Todo por amor, nada por la fuerza”

REGLAMENTO DE LA ASOCIACIÓN DE SAN FRANCISCO DE SALES

La Asociación de San Francisco de Sales ha sido establecida para procurar a sus miembros el medio de santificarse en la práctica de la aceptación de la voluntad de Dios en el momento presente.

En las reuniones se estudiarán principalmente los siguientes temas:

  • Directorio Espiritual de San Francisco de Sales para la Asociación.
  • Espiritualidad de los Fundadores: San Francisco de Sales, Santa Leonie Aviat y Padre Brisson.
  • Se profundizará en el conocimiento de la palabra de Dios, especialmente el Nuevo Testamento
  • Documentos de la Iglesia
  • Temas propuestos por las hermanas Oblatas para los tiempos litúrgicos: Cuaresma y Navidad.
  • Temas Marianos.
  • Otros temas según la espiritualidad de San Francisco de Sales.

Los que desearen pertenecer a la Asociación por la consagración como miembros activos:

  • Solicitarán su admisión, por escrito
  • La Consagración de un miembro de la Asociación se realizará dentro del retiro anual.
  • La Consagración se hará con una sencilla ceremonia pero con una preparación adecuada.
  • Después de la consagración se firmará el libro de actas de consagración.
  • Los asociados, recitarán la siguiente fórmula para su Consagración
  • La renovación será anual
  • Harán un retiro anual predicado según la espiritualidad salesiana.
  • Cada año se celebrará una Misa por las intenciones de la Asociación, el 7 de octubre.

Los asociados gozan de la unión especial de oraciones y buenas obras de las Oblatas de San Francisco de Sales y participan de los beneficios espirituales de la Congregación.

Una indulgencia plenaria les está concedida en las principales fiestas de la Asociación; y 300 días de indulgencia:

Por la asistencia a la reunión mensual.

Cuando rezan la oración a San Francisco de Sales

La Asociación no impone ninguna cuota para los gastos que exige la celebración de sus reuniones o fiestas, estas se harán con las cuotas voluntarias de los miembros.

En cada reunión se  leerá el acta de la reunión  anterior.

Todos los hechos principales de la Asociación serán redactados y conservados en los archivos de la Asociación.

Serán inscritos en el registro los nombres y apellidos de los miembros de la Asociación.

La principal regla de la Asociación es la aceptación de la voluntad de Dios a cada instante, su cumplimiento, la primera obligación; la práctica del Directorio, el medio especial de santificar las acciones diarias.

Las personas que desearen ser admitidas en la Asociación, deben asistir durante algún tiempo a las reuniones antes de ser aceptadas. Si ellas perseveran en sus deseos y si el Consejo local de la Asociación bajo la coordinación de la hermana Oblata responsable, lo juzga conveniente, serán presentadas en la reunión general para su admisión.

Según el pensamiento de San Francisco de Sales, todos los miembros de la Asociación están ligados por los lazos de la dilección y la caridad cristiana.

  • 24 de enero, San Francisco de Sales.
  • 31 de mayo, La Visitación
  • 16 de octubre, Santa Margarita María.
  • 12 de diciembre Santa Juana de Chantal
  • 10 de enero: santa Léonie Francisca de Sales Aviat
  • Presidenta/e
  • Vicepresidenta/e
  • Secretaria/o
  • Tesorera/o
  • Primer vocal
  • Segundo vocal

El Directorio es sacado de todos los escritos de San Francisco de Sales, al cual los asociados deben prestar mucha atención y estudiarlo detenidamente.

El Directorio señala para cada una de nuestras acciones una intención a tomar y se puede decir que él es, en cierto modo, el alma de las ocupaciones cotidianas. Así pues, no es conveniente considerarlo como un libro de piedad, donde se va a buscar algún buen pensamiento. La inteligencia para comprenderlo y practicarlo se obtienen sobre todo por la oración y el renunciamiento.

Hola,¿Quieres información de admisiones?